skip to Main Content
Definiciones Marketing Digital

Definición de Red social

Definición de Red social

En el vasto universo de la información digital, nos encontramos con términos clave que son fundamentales para comprender el mundo en línea y cómo interactuamos con él.

En este artículo, exploraremos uno de esos conceptos esenciales: la «Definición de Red social».

Es importante destacar que la siguiente información proviene de una fuente confiable y reconocida como Wikipedia, la enciclopedia en línea que recopila y presenta conocimientos diversos y verificables.

La información proporcionada a continuación se basa en el resumen de la Wikipedia sobre el término «Red social»

Una red social (en plural, redes sociales, abreviado como RR. SS.)​ es una estructura social compuesta por un conjunto de actores y uno o más lazos o relaciones definidos entre ellos. Su estudio se remonta a los años 1930, con la creación de los sociogramas por parte de Jacob Levy Moreno y Helen Hall Jennings, que dieron origen a la sociometría, precursora del análisis de redes sociales y buena parte de la psicología social.​ Desde finales de los años 1940, se han estudiado además en profundidad mediante la teoría de grafos.​ El análisis de redes sociales es un estudio interdisciplinario en el que confluyen las ciencias sociales y del comportamiento, así como matemáticas y estadísticas.​

Actualmente, las redes sociales representan uno de los mayores paradigmas de la sociología contemporánea y del comportamiento organizacional. La creación de redes sociales en línea ha derivado en redes complejas, que son el objeto de estudio de la ciencia de redes. Debido a los grandes volúmenes de datos de este tipo de redes, para su estudio se suelen utilizar además herramientas y técnicas de las ciencias de la computación.

Varios investigadores atribuyen la acuñación del término «red social» al antropólogo social John Arundel Barnes,​ quien lo comenzó a utilizar sistemáticamente a partir de un artículo publicado en 1954,​ para aunar conceptos tradicionales de las ciencias sociales, como son los grupos sociales delimitados (por ejemplo, tribus o familias) y las categorías sociales (por ejemplo, el género o etnia).​

Las principales componentes de una red social son un conjunto (normalmente finito) de actores, que pueden ser individuos u organizaciones, y un conjunto de relaciones (lazos o vínculos) entre pares de actores.​ A una relación de un actor consigo mismo también se le conoce como lazo reflexivo.​ Una relación puede ser dirigida (asimétrica) o no dirigida (simétrica), y dicotómica (e.g., la relación de amistad, «es amigo de») o valorada (e.g., la relación «grado de parentesco»). A las propiedades de cada actor (e.g., su nombre, género, ubicación, etc.) se les conoce como atributos.​

La manera en cómo los actores están relacionados corresponde a la estructura de la red.​ Un sistema social relacional es la colección de datos de una red social formada por el conjunto de actores, sus relaciones y sus atributos.​ Los actores deben entenderse como unidades interdependientes dentro de la red, mientras que los lazos, como propiedades relacionales, canales de transferencia o flujo de recursos entre actores. Un grupo es un subconjunto de actores de la red que permiten construir una subred a partir de dichos actores junto con todas las relaciones existentes entre ellos. Una díada es un par de actores y las relaciones existentes entre ellos (que podrían ser más de una), mientras que una tríada es un grupo de tres actores y las relaciones entre ellos. Los grupos de más de tres actores, junto con sus relaciones, se conocen como sistemas mayores.​

A partir del concepto de grupo social proveniente desde la sociología, en una red social se definen también los cliques o camarillas, las comunidades interaccionales, los círculos sociales y las estructuras de afiliación.​

Las principales formas de representación de redes sociales son la notación de grafos, que proviene de la teoría de grafos, la notación de sociomatrices o matrices de adyacencia, que proviene de la sociometría, y la notación algebraica.​

En esta notación, una red social de representa como un grafo, de modo que los actores de la red son los vértices o nodos del grafo, y las relaciones o lazos, las aristas entre pares de nodos. Dependiendo de si las relaciones son simétricas o no, el grafo resultante será no dirigido o dirigido, respectivamente.​ Los lazos reflexivos se representan como bucles.​ Una red con relaciones múltiples, esto es, con más de un tipo de relaciones, se puede representar como un multigrafo (visualmente, las aristas de cada relación se pueden distinguir por un color o forma de línea diferente).​ Para relaciones valoradas, se pueden usar grafos con signos​ o grafos ponderados.​ Además, en esta notación las díadas, tríadas y grupos corresponden a subconjuntos de vértices que forman subgrafos inducidos.​​

Las sociomatrices son las matrices de adyacencia de los grafos de la notación anterior. Para redes unimodales, corresponden a matrices cuadradas con los mismos actores en las filas y columnas, de modo que una posición es no nula siempre y cuando los actores respectivos estén relacionados. Para redes bimodales, la matriz será rectangular, con el conjunto de nodos emisores en las filas, y el conjunto de nodos receptores en las columnas. Además una red con relaciones múltiples se puede representar como una super-sociomatriz, esto es, una matriz tridimensional, cuya tercera componente refiere a cuál relación se está considerando.​ Estas matrices tridimensionales también pueden servir para representar redes temporales, donde la tercera matriz representa el tiempo o las capas temporales de la red.

Esta notación se basa en el concepto de relación matemática.​ Es especialmente útil para el estudio de relaciones múltiples y dicotómicas (es decir, no valoradas) en redes sociales unimodales. Facilita además la manipulación de relaciones compuestas. Bajo esta notación, dados dos actores

i

{displaystyle i}

y

j

{displaystyle j}

pertenecientes a un conjunto de actores

V

{displaystyle V}

,

i
R
j

{displaystyle iRj}

significa que

i

{displaystyle i}

está relacionado con

j

{displaystyle j}

a través de la relación

R

{displaystyle R}

,​ donde

R

{displaystyle R}

es un subconjunto del producto cartesiano del conjunto

V

{displaystyle V}

consigo mismo, es decir,

R

V
×
V

{displaystyle Rsubseteq Vtimes V}

, y por tanto

(
i
,
j
)

V
×
V

{displaystyle (i,j)in Vtimes V}

. Tanto esta notación como las sociomatrices son las más útiles para estudiar las propiedades de reflexividad, simetría, antisimetría y transitividad en redes sociales.​

Las redes sociales se pueden clasificar de acuerdo a su «modo»:​

Además existen otros tipos de redes sociales, que también pueden pertenecer a algunos de los tipos anteriores:​

La forma de una red social ayuda a determinar la utilidad de la red para sus individuos. Las redes más pequeñas y más estrictas, pueden ser menos útiles para sus miembros que las redes con una gran cantidad de conexiones sueltas (vínculo débil) con personas fuera de la red principal. Las redes más abiertas, con muchos vínculos y relaciones sociales débiles, tienen más probabilidades de presentar nuevas ideas y oportunidades a sus miembros que las redes cerradas con muchos lazos redundantes. En otras palabras, un grupo de amigos que sólo hacen cosas unos con otros ya comparten los mismos conocimientos y oportunidades. Un grupo de individuos con conexiones a otros mundos sociales es probable que tengan acceso a una gama más amplia de información. Es mejor para el éxito individual tener conexiones con una variedad de redes en lugar de muchas conexiones en una sola red. Del mismo modo, los individuos pueden ejercer influencia o actuar como intermediadores en sus redes sociales, de puente entre dos redes que no están directamente relacionadas (conocido como llenar huecos estructurales).​

Linton Freeman ha escrito la historia del progreso de las redes sociales y del análisis de redes sociales.​

Los precursores de las redes sociales, a finales del siglo XIX, incluyen a Émile Durkheim y a Ferdinand Tönnies. Tönnies argumentó que los grupos sociales pueden existir bien como lazos sociales personales y directos que vinculan a los individuos con aquellos con quienes comparte valores y creencias (gemeinschaft), o bien como vínculos sociales formales e instrumentales (gesellschaft). Durkheim aportó una explicación no individualista al hecho social, argumentando que los fenómenos sociales surgen cuando los individuos que interactúan constituyen una realidad que ya no puede explicarse en términos de los atributos de los actores individuales. Hizo distinción entre una sociedad tradicional -con «solidaridad mecánica»- que prevalece si se minimizan las diferencias individuales; y una sociedad moderna -con «solidaridad orgánica»- que desarrolla cooperación entre individuos diferenciados con roles independientes.

Por su parte, Georg Simmel a comienzos del siglo XX, fue el primer estudioso que pensó directamente en términos de red social. Sus ensayos apuntan a la naturaleza del tamaño de la red sobre la interacción, y a la probabilidad de interacción en redes ramificadas, de punto flojo, en lugar de en grupos.

Después de una pausa en las primeras décadas del siglo XX, surgieron tres tradiciones principales en las redes sociales. En la década de 1930, Jacob L. Moreno fue pionero en el registro sistemático y en el análisis de la interacción social de pequeños grupos, en especial las aulas y grupos de trabajo (sociometría), mientras que un grupo de Harvard liderado por W. Lloyd Warner y Elton Mayo exploró las relaciones interpersonales en el trabajo. En 1940, en su discurso a los antropólogos británicos, A.R. Radcliffe-Brown instó al estudio sistemático de las redes.​ Sin embargo, tomó unos 15 años antes de esta convocatoria fuera seguida de forma sistemática.

El análisis de redes sociales se desarrolló con los estudios de parentesco de Elizabeth Bott en Inglaterra entre los años 1950, y con los estudios de urbanización del grupo de antropólogos de la Universidad de Mánchester (acompañando a Max Gluckman y después a J. Clyde Mitchell) entre los años 1950 y 1960, investigando redes comunitarias en el sur de África, India y el Reino Unido. Al mismo tiempo, el antropólogo británico Nadel SF Nadel codificó una teoría de la estructura social que influyó posteriormente en el análisis de redes.​

Entre los años 1960 y 1970, un número creciente de académicos trabajaron en la combinación de diferentes temas y tradiciones. Un grupo fue el de Harrison White y sus estudiantes en el Departamento de Relaciones Sociales de la Universidad de Harvard: Ivan Chase, Bonnie Erickson, Harriet Friedmann, Mark Granovetter, Nancy Howell, Joel Levine, Nicholas Mullins, John Padgett, Michael Schwartz y Barry Wellman. Otras personas importantes en este grupo inicial fueron Charles Tilly, quien se enfocó en redes en sociología política y movimientos sociales, y Stanley Milgram, quien desarrolló la tesis de los «seis grados de separación».​ Mark Granovetter y Barry Wellman están entre los antiguos estudiantes de White que han elaborado y popularizado el análisis de redes sociales.​

Pero el grupo de White no fue el único. En otros lugares, distintos académicos desarrollaron un trabajo independiente significativo: científicos sociales interesados en aplicaciones matemáticas de la Universidad de California Irvine en torno a Linton Freeman, incluyendo a John Boyd, Susan Freeman, Kathryn Faust, A. Kimball Romney y Douglas White; analistas cuantitativos de la Universidad de Chicago, incluyendo a Joseph Galaskiewicz, Wendy Griswold, Edward Laumann, Peter Marsden, Martina Morris, y John Padgett; y académicos de la comunicación en la Universidad de Míchigan, incluyendo a Nan Lin y Everett Rogers. En la década de 1970, se constituyó un grupo de sociología sustantiva orientada de la Universidad de Toronto, en torno a antiguos estudiantes de Harrison White: S.D. Berkowitz, Harriet Friedmann, Nancy Leslie Howard, Nancy Howell, Lorne Tepperman y Barry Wellman, y también los acompañó el señalado modelista y teorético de los juegos Anatol Rapoport. En términos de la teoría, criticó el individualismo metodológico y los análisis basados en grupos, argumentando que ver el mundo desde la óptica de las redes sociales ofrece un apalancamiento más analítico.​

El análisis de redes sociales se ha utilizado en epidemiología para ayudar a entender cómo los patrones de contacto humano favorecen o impiden la propagación de enfermedades como el VIH en una población. La evolución de las redes sociales a veces puede ser simulada por el uso de modelos basados en agentes, proporcionando información sobre la interacción entre las normas de comunicación, propagación de rumores y la estructura social.

El análisis de redes sociales también puede ser una herramienta eficaz para la vigilancia masiva – por ejemplo, el Total Information Awareness realizó una investigación a fondo sobre las estrategias para analizar las redes sociales para determinar si los ciudadanos de EE.UU. eran o no amenazas políticas.

La teoría de difusión de innovaciones explora las redes sociales y su rol en la influencia de la difusión de nuevas ideas y prácticas. El cambio en los agentes y en la opinión del líder a menudo tienen un papel más importante en el estímulo a la adopción de innovaciones, a pesar de que también intervienen factores inherentes a las innovaciones.

Por su parte, Robin Dunbar sugirió que la medida típica en una red egocéntrica está limitado a unos 150 miembros, debido a los posibles límites de la capacidad del canal de la comunicación humana. Esta norma surge de los estudios transculturales de la sociología y especialmente de la antropología sobre la medida máxima de una aldea (en el lenguaje moderno mejor entendido como una ecoaldea). Esto está teorizado en la psicología evolutiva, cuando afirma que el número puede ser una suerte de límite o promedio de la habilidad humana para reconocer miembros y seguir hechos emocionales con todos los miembros de un grupo. Sin embargo, este puede deberse a la intervención de la economía y la necesidad de seguir a los «polizones», lo que hace que sea más fácil en grandes grupos sacar ventaja de los beneficios de vivir en una comunidad sin contribuir con esos beneficios.

Mark Granovetter encontró en un estudio que un número grande de lazos débiles puede ser importante para la búsqueda de información y la innovación. Los cliques tienen una tendencia a tener opiniones más homogéneas, así como a compartir muchos rasgos comunes. Esta tendencia homofílica es la razón por la cual los miembros de las camarillas se atraen en primer término. Sin embargo, de forma parecida, cada miembro del clique también sabe más o menos lo que saben los demás. Para encontrar nueva información o ideas, los miembros del clique tendrán que mirar más allá de este a sus otros amigos y conocidos. Esto es lo que Granovetter llamó «la fuerza de los lazos débiles».

Hay otras aplicaciones del término red social. Por ejemplo, el Guanxi es un concepto central en la sociedad china (y otras culturas de Asia oriental), que puede resumirse como el uso de la influencia personal. El Guanxi puede ser estudiado desde un enfoque de red social.​

El fenómeno del mundo pequeño es la hipótesis sobre que la cadena de conocidos sociales necesaria para conectar a una persona arbitraria con otra persona arbitraria en cualquier parte del mundo, es generalmente corta. El concepto dio lugar a la famosa frase de seis grados de separación a partir de los resultados del «experimento de un mundo pequeño» hecho en 1967 por el psicólogo Stanley Milgram. En el experimento de Milgram, a una muestra de individuos EE.UU. se le pidió que hiciera llegar un mensaje a una persona objetivo en particular, pasándolo a lo largo de una cadena de conocidos. La duración media de las cadenas exitosas resultó ser de unos cinco intermediarios, o seis pasos de separación (la mayoría de las cadenas en este estudio ya no están completas). Los métodos (y la ética también) del experimento de Milgram fueron cuestionados más tarde por un estudioso norteamericano, y algunas otras investigaciones para replicar los hallazgos de Milgram habrían encontrado que los grados de conexión necesarios podrían ser mayores.​ Investigadores académicos continúan explorando este fenómeno dado que la tecnología de comunicación basada en Internet ha completado la del teléfono y los sistemas postales disponibles en los tiempos de Milgram. Un reciente experimento electrónico del mundo pequeño en la Universidad de Columbia, arrojó que cerca de cinco a siete grados de separación son suficientes para conectar cualesquiera dos personas a través de e-mail.​

Los grafos de colaboración pueden ser utilizados para ilustrar buenas y malas relaciones entre los seres humanos. Un vínculo positivo entre dos nodos denota una relación positiva (amistad, alianza, citas) y un vínculo negativo entre dos nodos denota una relación negativa (odio, ira). Estos gráficos de redes sociales pueden ser utilizados para predecir la evolución futura de la gráfica. En ellos, existe el concepto de ciclos «equilibrados» y «desequilibrados». Un ciclo de equilibrio se define como aquel donde el producto de todos los signos son positivos. Los gráficos balanceados representan un grupo de personas con muy poca probabilidad de cambio en sus opiniones sobre las otras personas en el grupo. Los gráficos desequilibrados representan un grupo de individuo que es muy probable que cambie sus opiniones sobre los otros en su grupo. Por ejemplo, en un grupo de 3 personas (A, B y C) donde A y B tienen una relación positiva, B y C tienen una relación positiva, pero C y A tienen una relación negativa, es un ciclo de desequilibrio. Este grupo es muy probable que se transforme en un ciclo equilibrado, tal que la B solo tiene una buena relación con A, y tanto A como B tienen una relación negativa con C. Al utilizar el concepto de ciclos balanceados y desbalanceados, puede predecirse la evolución de la evolución de un grafo de red social.

Un estudio ha descubierto que la felicidad tiende a correlacionarse en redes sociales. Cuando una persona es feliz, los amigos cercanos tienen una probabilidad un 25 por ciento mayor de ser también felices. Además, las personas en el centro de una red social tienden a ser más feliz en el futuro que aquellos situados en la periferia. En las redes estudiadas se observaron tanto a grupos de personas felices como a grupos de personas infelices, con un alcance de tres grados de separación: se asoció felicidad de una persona con el nivel de felicidad de los amigos de los amigos de sus amigos.​

Algunos investigadores han sugerido que las redes sociales humanas pueden tener una base genética.​ Utilizando una muestra de mellizos del National Longitudinal Study of Adolescent Health, han encontrado que el in-degree (número de veces que una persona es nombrada como amigo o amiga), la transitividad (la probabilidad de que dos amigos sean amigos de un tercero), y la intermediación y centralidad (el número de lazos en la red que pasan a través de una persona dada) son significativamente hereditarios. Los modelos existentes de formación de redes no pueden dar cuenta de esta variación intrínseca, por lo que los investigadores proponen un modelo alternativo «Atraer y Presentar», que pueda explicar ese carácter hereditario y muchas otras características de las redes sociales humanas.​

El origen de las redes sociales en línea se remonta, al menos, a 1995, cuando Randy Conrads crea el sitio web classmates.com. Con esta red social se pretende que la gente pueda recuperar o mantener el contacto con antiguos compañeros del colegio, instituto, universidad, etcétera.​

La idea germinal parte de la idea de los seis grados de separación, según la cual toda la gente del planeta está conectada a través de no más de seis personas. Esta teoría fue propuesta en 1929 por el escritor húngaro Frigyes Karinthy, y luego desarrollada por el sociólogo Duncan Watts, en Six Degrees: The Science of a Connected Age. En Estados Unidos existe una patente conocida como six degrees patent por la que ya han pagado Tribe y LinkedIn. Hay otras muchas patentes que protegen la tecnología para automatizar la creación de redes y las aplicaciones relacionadas con estas. En 1967, el psicólogo estadounidense Stanley Milgram desarrolló a partir de estas ideas sus experimentos del mundo pequeño,​ que llevaron a definir las redes de mundo pequeño.

En 2002, comenzaron a aparecer sitios web promocionando las redes de círculos de amigos en línea cuando el término se empleaba para describir las relaciones en las comunidades virtuales, y se hizo popular en 2003 con la llegada de sitios tales como MySpace o Xing. Hay más de 200 sitios de redes sociales, aunque Friendster ha sido uno de los que mejor ha sabido emplear la técnica del círculo de amigos.[cita requerida] La popularidad de estos sitios creció rápidamente y grandes compañías han entrado en el espacio de las redes sociales en Internet. Por ejemplo, Google lanzó Orkut el 22 de enero de 2004. Otros buscadores como KaZaZZ! y Yahoo crearon redes sociales en 2005.

​ No hay unanimidad entre los autores a la hora de proponer una tipología concreta. En algunos sitios se aplica la misma tipología que en su día se utilizó para los portales, dividirlos en horizontales y verticales:

Conclusión:

En esta breve incursión al fascinante mundo del marketing digital, hemos explorado uno de los conceptos fundamentales que lo sustentan: las páginas web.

Sin embargo, este vasto universo alberga una amplia gama de términos esenciales que abarcan desde estrategias de SEO hasta tácticas de redes sociales y analítica web.

Cada uno de estos conceptos contribuye a moldear el paisaje digital y aporta su valor único en la creación de experiencias en línea excepcionales.

Si deseas profundizar en este apasionante mundo, te invitamos a seguir explorando nuestro Glosario del Marketing Digital.

Encontrarás una colección completa de términos que te ayudarán a comprender y aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece el marketing digital en tu negocio o proyecto.

¡No te pierdas la oportunidad de descubrir nuevas estrategias, herramientas y tácticas para triunfar en el competitivo escenario digital actual!

Esperamos que este artículo te haya inspirado a seguir explorando y aprendiendo más sobre el emocionante mundo del marketing digital.

Siempre hay algo nuevo por descubrir, y estamos seguros de que dominar estos términos te permitirá alcanzar el éxito en tu presencia en línea y hacer crecer tu marca en el vasto y cambiante mundo digital.

¡Gracias por acompañarnos en este recorrido y estar atentos a futuras actualizaciones y contenidos que enriquecerán tu conocimiento en el campo del marketing digital!

Herramientas SEO mas utilizadas en nuestros servicios

«En nuestro compromiso por brindar un servicio integral de marketing digital, empleamos una amplia gama de herramientas SEO de vanguardia. Estas poderosas herramientas nos permiten recopilar datos precisos, analizar el rendimiento y optimizar la visibilidad de los sitios web en los motores de búsqueda. Entre las destacadas se encuentran Google Analytics, Google Search Console, Ahrefs, SEMrush, Moz, entre otras, que nos proporcionan información detallada sobre el tráfico y el comportamiento de los usuarios. Además, realizamos análisis de palabras clave y estudiamos a la competencia para enriquecer nuestras estrategias de contenido y enlaces. Estas valiosas herramientas nos capacitan para tomar decisiones informadas, identificar oportunidades de crecimiento y potenciar significativamente la presencia en línea de nuestros clientes.»

Definición de Red social

Laura Pérez - Especialista en PPC (Pago por Clic)
Laura es una especialista en campañas de pago por clic. Su función principal es administrar y optimizar las campañas publicitarias en buscadores y redes de anuncios, con el objetivo de generar tráfico cualificado hacia el sitio web de la empresa.

Back To Top